CEDOBI
Fecha

El martes 25 de octubre de 2016 tuvo lugar el descubrimiento de una placa de homenaje a los brigadistas internacionales en el Paseo de la Estación de Albacete. Franc Rozman fue uno de los primeros voluntarios de Yugoslavia en España tras el estallido de la Guerra Civil. Suboficial, después se convirtió en teniente y comandante de batallón de una unidad de las Brigadas Internacional. En 2011 se le dedicó un homenaje en Eslovenia, la acuñación de una moneda de dos euros.

Es sólo un ejemplo de las más de 35.000 personas de unos cincuenta y tres países de todo el mundo que llegaron a España durante la Guerra Civil española en auxilio de la República y lucharon en muchas de las grandes batallas de la guerra. Trataban de ayudar a la República española, víctima del golpe de Estado de militares africanistas, entre los que se encontraba el general Francisco Franco -Caudillo del fascismo español-, sostenidos por, Adolf Hitler, Führer del nazisno alemán, y Benito Mussolini, Duce del fascismo italiano. En el marco de un gran movimiento de solidaridad, combatieron por la libertad y la democracia junto al pueblo español y fue el primer acto de resistencia internacional contra el fascismo.

La ciudad de Albacete ocupa un lugar único en la historia de las Brigadas Internacionales, por ser su sede en guerra y centro de la memoria tanto para los extranjeros que recalaron en ella como para sus habitantes. Por eso desde el CEDOBI, en el ochenta aniversario del comienzo del conflicto, se dedica esta placa a los brigadistas internacionales por su solidaridad con España y su lucha contra el fascismo.